24.4 C
Caracas
sábado, agosto 15, 2020
Home Venezuela Viveza criolla... un arma difícil de erradicar

Viveza criolla… un arma difícil de erradicar

La principal causa de crisis moral, cultural, económica, social y política de nuestros tiempos

En pleno siglo XXI cobra más fuerza aquel ensayo del gran escritor y político Arturo Uslar Pietri “El Mal de la Viveza” profetizó uno de los mayores vicios de la colectividad que no limita a una clase social o a una condición económica. Lamentablemente este engendro llamado “viveza Criolla” ha sido gran parte de los impedimentos en la superación del país, en la superación del colectivo.

“la falta de fe o la mala fe, que puede perdurar a todo lo largo de las alternativas favorables y adversas de una vida. Es la práctica del engaño y de la defensa contra el engaño como sistema de vida social”, extracto del ensayo.

“El mal de la viveza debió extenderse y fijarse en las propias condiciones de pobreza e inestabilidad del siglo XIX. En la guerra civil endémica y la constate mudanza de situaciones”  “el mal de la viveza”

Este tema quizás controversial se ha escuchado en las murmuras de los mercados, en los pasillos de vecinos, en las esquinas de las tiendas o al compartir un café. Un tema que se calla, pero está siendo parte de la vida cotidiana. Es entonces que Venezuela está siendo catalogada como “un país de vivos”, dice el dicho “pagamos justos por pecadores”, por cierto grupo de individuos con un problema cultural, el concepto del venezolano se convierte en una persona astuta, el que quiere “colearse” el que “trampea”.

Explica el maestro Uslar Pietri en su ensayo “hay una descripción de la vida caraqueña a mediados del siglo pasado por Pedro Núñez de Cáceres muy cargado de negras tintas… este sagaz observador estudia el fenómeno de lo que él llama la mala fe. La tendencia generalizada al engaño

El mal de la viveza ha generado desconfianza e impide el bienestar ...

Un problema social

Primero definas qué es un problema social: Los Problemas sociales son asuntos que implican algún tipo de inconveniente o trastorno y que exigen una solución. Cuando aparece un problema, éste supone una dificultad para alcanzar un objetivo. Social, por su parte, es un adjetivo que refiere a lo que está vinculado a la sociedad.

Un individuo que actúa bajo la idea del egoísmo y que solo su bienestar importa y por lo tanto usa la astucia la manipulación sin importar las consecuencias que lleven sus acciones. ¿Suena familiar? , en la actualidad esta conducta se volvió muy común, y más con una economía que sube y baja sin beneficio alguno, como dicen por ahí para «el venezolano pendejo»

Estas actitudes las observamos desde el señor que vende verduras, el señor que vende el queso hasta el mismo conductor de pasajeros, el gran cáncer que se convertido el «acaparador» el «bachaquero» todos con las misma conducta “viveza criolla”, pero detrás de estos sujetos hay otros ciudadanos que le vendes mercancía y suben los precios y así vamos en una cadena sacando provecho de las debilidades que están alrededor.

Venezuela en medio de la "viveza criolla". — Steemit

“prolifera la viveza donde hay inseguridad, donde el mañana no es seguro y hay que vivir de la ocasión. Y para practicarla y vivir de ella se necesitan superiores con decisiones de inteligencia, comprensión y diligencia. Esas mismas condiciones de vivezas de ingenio y de ánimo despierto que tan reiteradamente han sido señaladas y elogiadas en el venezolano común y que hubiesen podido ser, en circunstancias diferentes, la más activa fuerza de progreso” Arturo Uslar Pietri “el mal de la viveza”

Estas conductas las hemos visto reflejadas en los ciudadanos en todo el territorio nacional, desde las zonas más pudientes hasta las zonas más pobres. Lamentable e impresionante, esta actitud es vista por todos como la actitud que califica al venezolano, de exitoso frente a las dificultades de hoy en día. Claro está que la decisión de tomar esta actitud es errónea, pues la viveza criolla es un problema Social.

Vanessa Casanova, *investigadora del Laboratorio de Antropología Social y Cultural de la Facultad Experimental de Ciencias (FEC)

Dice que para entender el problema de la viveza se debe, ante todo, intentar definirlo: “Es la disposición a hacer trampa, picardía, a burlar normas, a desobedecer reglas de convivencia, pautas morales y jurídicas, siempre en beneficio propio y en detrimento del otro. El vivo busca tomar ventaja de algo en el momento o lugar que no le corresponde”.

Explica “antropológicamente es una actitud expresada en actos cotidianos” pero que se solapa, se niega, pues “el vivo públicamente no admite que lo es” “Solemos hablar del vivo en tercera persona pero en muchísimas situaciones podemos llegar a pasar por vivos: el que se colea, el que llega buscando a un amigo en el banco para que lo pase rápido, el que se traga la luz del semáforo o se adelanta por la derecha, el que falsifica datos para obtener algún beneficio del Estado, el recurrir a una palanca para obtener un puesto de trabajo…La viveza es tan frecuente que algunos llegan a considerarla una conducta normal” ATENTOS

VENEZOLANOS SIEMPRE: "La viveza del venezolano es un suicidio ...

UN PROBLEMA EN COLECTIVO

Para Casanova, se trata de un problema, que aunque en la práctica es individual, su repercusión es de impacto colectivo. La docente de la FEC explica:

La primera institución que falla es la familia, porque la viveza se inculca en el hogar. “Es que mi hijo no es ningún pendejo, dice una madre o padre”, ejemplifica Casanova si un niño no tiene la astucia, la malicia.

Entonces, desde el gran análisis del maestro Uslar Pietri y la apreciación de la investigadora, la palabra viveza se ha convertido en un acto de supervivencia. “Hay que ser vivo porque las instituciones –públicas o privadas– no funcionan bien. Hay que ser vivo porque una ley implícita se ha impuesto por encima de las normas de civilidad vigentes: la ley del más vivo”, apunta Casanova

VIVOS Y CONSUMISTAS

La socióloga e investigadora del Centro de Estudios Sociológicos y Antropológicos de la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales (Cesa), Natalia Sánchez, dice que la viveza del venezolano tiene una explicación socio-histórica asociada a la condición rentista de Venezuela. “El rentismo nos hizo poco productivos y muy consumistas”, explica.

De este comportamiento “el venezolano heredó la necesidad de exhibir –comenta– y de allí que en el exterior se nos asocie con el interés material: enseñar las prendas de oro, el carro último modelo, la ropa, los zapatos…” señala.

“La viveza del venezolano ha terminado por convertirse en un suicidio colectivo” soporta su aseveración en el hecho de que “el vivo se convierte en un ser que se autodestruye, porque demuele el tejido social”.

“La consecuencia más visible es que la sociedad venezolana entronizó la desconfianza y todos se perciben como sospechosos. En una sociedad de vivos, nadie confía en nadie, la desconfianza es tan grande que nos impide generar nexos más allá de la familia. Y ojo, en la familia también te puede salir uno más vivo. Eso nos impide avanzar” indica.

Cortesía. Youtube.
Oscar Yanes: Periodista y Cronista

RESCATAR VALORES Y PENALIZAR LA MORAL

Para Vanessa Casanova se deben rescatar las campañas de penalización moral.  “Recuerdo hace muchos años una campaña en televisión que terminaba siempre con la frase “Señale al abusador” y la persona abusadora se volvía pequeñita frente a los demás por vergüenza.

En una sociedad quebrada y con el pensamiento de sobrevivir es difícil de rescatar valores y sacar este mal, este vicio que ha consumido, corrompido a los ciudadanos. Pudiendo ser útiles y buenos para fines que busquen solución y no ser parte del problema.

“todos los que aspiran a la viveza y la veneran comienzan por considerar como tontos a los que trabajan y se esmeran por trabajar mejor, a los que respetan, principios, a los que cumplen” Extracto el mal de la viveza.

Según Sánchez, en el venezolano prevalece la noción de que solo por nacer en esta tierra tiene derecho a recibir lo que le toca. “Es una especie de lógica de piratas que están repartiéndose un botín. Vemos que la renta petrolera no siempre alcanza para todos”, ilustra. La investigadora considera que “los Gobiernos no han mostrado interés en combatir los males del rentismo, porque esa anomalía les ha ayudado a permanecer en el poder ante ciudadanos incautos”

La mejor hacienda es el gobierno mal administrado “proverbio que sin duda debe estar entre los más importantes del triste decálogo de la viveza” Arturo Uslar Pietri.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Most Popular

¡A la Beyoncé! Adele impacta con su nuevo look

Adele sigue sorprendiendo a todos con sus drásticos cambios físicos. Hace unos meses dejaba a varios con la boca abierta al presumir su nueva...

Laura Bozzo prueba con vídeo su amor por México tras polémico audio

Fue en su Instagram donde la peruana publicó un vídeo de ella, hace un año, tomando un descanso en un yate en...

Capturan a grupo de colectivos por situación irregular en Carrizal

Funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana, Policía del estado Miranda y Policarrizal lograron la detención de más de una decena de presuntos...

Rovinj, Croacia

La tranquila Rovinj resalta por ser una ciudad pintoresca de calles adoquinadas en la costa de Istria, una península en forma de corazón situada...

Recent Comments