lunes, octubre 26, 2020
No menu items!
Inicio Estados Unidos Coronavirus Fauci: "El coronavirus podría empeorar en el invierno y seguir siendo una...

Fauci: «El coronavirus podría empeorar en el invierno y seguir siendo una gran amenaza hasta 2021»

El Dr. Anthony Fauci advierte que EE.UU podría pasar un invierno duro si las infecciones de coronavirus no bajan, durante una charla en el Foro de Berkeley.

La pandemia de COVID-19 podría empeorar en el invierno y seguir siendo una amenaza inminente durante gran parte del 2021.

Ese es el pronóstico del Dr. Anthony Fauci, el principal experto en enfermedades infecciosas del gobierno federal, en una amplia discusión sobre la pandemia que pronunció esta semana en el Foro de Berkeley.

Fauci advirtió que es posible que la sensación de normalidad posterior al coronavirus no llegue a EE.UU hasta fines del 2021, y agregó que la llegada de una vacuna no hará que retroceda la pandemia repentinamente en Estados Unidos. Más bien, será una transición gradual durante un largo período.

Fauci ofreció un análisis en el foro del jueves sobre dónde nos encontramos con respecto a la pandemia —desde la importancia de los cubrebocas hasta los errores cometidos por las universidades, los peligros de la desinformación en Internet y el terrible costo que el COVID-19 está cobrando en las comunidades de personas de color.

Las mascarillas pueden ser parte de un regreso a la normalidad durante algún tiempo

Estados Unidos enfrenta dos problemas: la vacuna no tendrá una efectividad del 99% y una proporción sustancial de estadounidenses ha indicado que no tomará la inoculación.

“Digamos que tiene una vacuna 75% efectiva, y entre 65% y 80% de la gente quiere vacunarse: todavía hay muchas personas en la sociedad… que son vulnerables a infectarse”, expuso Fauci. Eso significa que “vamos a entrar suavemente en un nivel gradual de normalidad”.

En esta nueva normalidad, más tipos de negocios podrán reabrir. Sin embargo, es posible que algunas protecciones pandémicas sigan siendo necesarias durante un período más prolongado que otras.

«¿La gente tendrá que usar cubrebocas? Sí, probablemente”, dijo Fauci. “Me imagino que, si obtenemos una buena vacuna ahora, podríamos tener cierto grado de normalidad entre el tercer y el cuarto trimestre del 2021”.

“Creo que, en última instancia, volveremos a la normalidad como la conocíamos antes de esto. Pero… va a ser un proceso gradual, en el que las restricciones sobre las cosas —cantidad de gente en los restaurantes, asistencia a los cines, espectadores en [eventos] deportivos— todo eso volverá gradualmente. Pero volverá».

Podríamos enfrentar un duro invierno

Por el momento, Estados Unidos todavía está diagnosticando alrededor de 40.000 nuevos contagios del coronavirus por día —»lo cual es inaceptablemente alto”, manifestó Fauci, mientras la nación avanza hacia las estaciones más frías.

“Tenemos que reducir eso o de lo contrario, vamos a tener un invierno muy duro en los próximos meses”, señaló.

Según el rastreador de coronavirus de Los Angeles Times, California ha promediado alrededor de 3.300 nuevos casos de coronavirus por día durante la última semana, un número que sigue siendo más alto que durante la ola inicial de casos de primavera, lo que provocó la primera orden de quedarse en casa del estado.

El condado de Los Ángeles dio un informe el miércoles del recuento diario más alto de infecciones por coronavirus desde el 22 de agosto, destacando los continuos peligros del virus, incluso cuando se están abriendo más negocios. El aumento de casos en Los Ángeles, y varios otros condados de California, es motivo de preocupación, pero los expertos afirman que es demasiado pronto para decir si representa el comienzo de un salto mayor en las infecciones.

La inmunidad podría durar sólo algunos meses

A diferencia del sarampión, que generalmente confiere inmunidad de por vida después de una infección o una vacuna, los científicos no esperan que una infección o inoculación por coronavirus confiera una inmunidad que durará décadas.

En la actualidad, se han reportado alrededor de ocho o nueve casos de reinfección, señaló Fauci. “La protección no dura décadas y décadas. Dura, más bien, de unos cuantos meses a uno o dos años”.

Eso significa que, incluso después de que haya una vacuna disponible, es posible que se requiera una inmunización de refuerzo para mantener a las personas protegidas, de manera similar a cómo la gente necesita vacunas de refuerzo para protegerse contra el tétanos.

Las teorías de la conspiración, alimentadas por las redes sociales, dañan la salud pública

Fauci lamentó el papel de las redes sociales en la difusión de declaraciones falsas sobre la pandemia.

“Las redes sociales… son una forma extraordinaria de difundir información rápida y ampliamente” dijo Fauci. Pero, agregó, “cuando la desinformación entra allí, tiene una forma de autopropagarse hasta el punto en que no se sabe lo que es verdad”.

Algunas de las peligrosas falsedades incluyen la idea de que la pandemia es trivial, aunque de hecho es la peor pandemia en más de un siglo.

Más de 212.000 personas han muerto en Estados Unidos a causa de COVID-19, una cantidad casi similar al número de decesos de las últimas seis temporadas de influenza.

«¿Cómo puede ser trivial un brote si ya ha matado a 210.000 personas en Estados Unidos y a un millón de individuos en todo el mundo?” preguntó Fauci. “Pero hay gente que piensa que todo esto es una gran conspiración”.

Las recomendaciones del uso de cubrebocas cambiaron porque la ciencia cambió

El presidente Trump ha puesto en duda públicamente la importancia de usar cubrebocas. Y en su debate presidencial con Joe Biden, el mandatario notó los comentarios cambiantes de Fauci sobre si usar o no cubrebocas, señalando: “Dijo muy enérgicamente: ‘Los cubrebocas no son buenos’. Luego cambió de opinión. Dijo: ‘Los cubrebocas son buenos’”.

Fauci ha dicho en una entrevista con ABC News que Trump estaba sacando sus comentarios de contexto.

En el Foro de Berkeley, Fauci explicó que los comentarios iniciales de los funcionarios federales en febrero, de que el público no necesitaba usar cubrebocas, se basaron en las circunstancias de ese momento: una escasez de mascarillas en todo el país, y el temor de que recomendar el uso de cubiertas faciales al público empeoraría la oferta de ellos para los socorristas, enfermeras, médicos y otros trabajadores esenciales del país.

“Tampoco se recomendaron porque aún no había suficientes datos para indicar que los cubrebocas fueran en realidad bastante efectivos para prevenir la adquisición y transmisión de infecciones”, manifestó Fauci.

Luego quedó claro para el público que las mascarillas de tela “eran tan buenas como los cubrebocas quirúrgicos” para interrumpir la transmisión y adquisición del coronavirus, dijo Fauci.

También quedó claro que alrededor del 40% al 50% de todas las personas infectadas no presentan ningún síntoma. Eso hizo que fuera especialmente importante pedir un uso universal del cubrebocas, ya que la gente propagaba el virus a pesar de que no tenían idea de que estaban infectadas y eran contagiosas.

“Eso es asombroso”, dijo Fauci. “Así que la situación cambió por completo. Y fue en ese momento cuando todos, incluyéndome a mí, decíamos: ‘Por supuesto. Tienes que ponerte un cubrebocas’”.

La naturaleza de COVID-19 llevó a un comportamiento arrogante

Fauci señaló que nunca había visto una enfermedad como el COVID-19 con una gama tan amplia de resultados clínicos. Y la sensación de relativa seguridad para algunas personas, como los adultos jóvenes sin condiciones médicas subyacentes, dificulta el control de la pandemia en EE.UU.

Es posible que no se den cuenta de que, al infectarse, pueden transmitirlo a personas vulnerables que pueden morir a causa del COVID-19. “El rango extraordinario que tiene esta enfermedad”, señaló Fauci, “lo hace muy confuso”.

Algunas universidades han cometido errores dramáticos

Algunas universidades en todo el país han cometido lo que Fauci llamó errores dramáticos, al invitar a los estudiantes a regresar al campus, y luego, cuando ocurre un brote, enviarlos de regreso a casa, sembrando así el virus en sus lugares de origen.

Eso no era lo correcto, señaló Fauci.

Una táctica que están tomando algunas universidades es evaluar a todos los estudiantes antes de que regresen a vivir en los dormitorios del campus, y luego realizar pruebas de vigilancia después de algunos días, señaló Fauci.

Las universidades deberían poder aislar a los enfermos hasta que se recuperen, como en un piso de dormitorio reservado, o en un edificio de dormitorio separado exclusivamente para estudiantes infectados.

“Cuando se infecten, no los envíen a casa”, indicó Fauci. “Manténgalos allí, que estén cómodos. Cuando se recuperen, regréselos a clase”.

Lecciones para aprender de la carga que significa la pandemia sobre las personas de color

Los expertos en salud pública han hablado durante mucho tiempo sobre cómo el racismo estructural, desde la fundación de la nación, ha llevado a peores resultados de salud para las personas de color en Estados Unidos.

Muestran los “determinantes sociales de la salud” al señalar que la salud de las personas se ve afectada en parte por el acceso a las oportunidades sociales y económicas. Según el Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE.UU, factores como buenas escuelas; lugares de trabajo seguros; y el acceso a agua, alimentos y aire limpios pueden tener efectos en la salud pública.

Esas oportunidades pueden ser escasas en la mayoría de las comunidades de color.

Otros factores que pueden empeorar la salud incluyen la discriminación, la pobreza, la inseguridad alimentaria, la inestabilidad de la vivienda y la delincuencia en los barrios.

En Estados Unidos, los residentes negros, latinos, nativos americanos, nativos de Alaska e isleños del Pacífico han sido afectados de manera desproporcionada por el COVID-19, expuso Fauci.

Es más probable que tengan empleos que no les permitan trabajar desde casa, por lo cual tienen un mayor riesgo de infección y también más probabilidad de padecer un problema de salud crónico o de largo plazo que los haga más propensos a sufrir un peor resultado por la enfermedad de COVID-19.

“Lo que el gobierno podría hacer ahora, y lo que podría hacer la población de nuestro país, es darse cuenta de que el COVID-19 está arrojando una luz muy brillante sobre los determinantes sociales de la salud… es decir, en esencia, matando a minorías en el contexto de COVID-19″, dijo Fauci.

“Entonces… espero que la terrible experiencia que estamos atravesando ahora nos impulse y nos dé energía para hacer un compromiso de décadas, de hacer cosas sobre estos determinantes sociales de la salud”, manifestó Fauci.

“Eso requiere un compromiso social. Espero que sea una de las cosas buenas que surjan de este brote”, agregó.

Cuidando ‘cómo interactuamos con el mundo animal’

Al igual que con la pandemia de COVID-19, muchas de las enfermedades infecciosas más preocupantes del mundo en las últimas décadas se han originado en otros animales, ya sea el brote original de SARS, la gripe aviar, el VIH o el Zika.

Los animales pueden portar virus a los que se han adaptado evolutivamente y, por lo tanto, a veces no se enferman por ellos.

“Pero cuando salta de especie, en ocasiones desarrolla la capacidad de adaptarse a un nuevo ser humano. Y luego tienes una nueva enfermedad”, expuso Fauci.

Eso significa que los humanos deben tener cuidado con la forma en que interactuamos con otras especies, como a través de los mercados donde se venden animales salvajes.

“Tenemos que reajustarnos… ser muy cuidadosos y sensibles sobre cómo interactuamos con el mundo animal”, señaló Fauci.

La falta de atención médica universal obstaculizó la lucha contra la pandemia

A pesar de la Ley de Atención Médica Asequible, promulgada por el presidente Obama en 2010, sigue habiendo un 11% de individuos menores de 65 años en Estados Unidos que no tienen seguro médico, según una estimación de 2018. Eso se traduce en más de 30 millones de personas.

Fauci dijo que la nación necesita atención médica universal, lo que habría ayudado al país a combatir la pandemia.

“Tenemos un sistema en Estados Unidos en el que varias personas caen en el olvido”, comentó Fauci. “Debemos asegurarnos de tener un sistema médico donde nadie esté sin la atención necesaria y de calidad”.

Desmentir las declaraciones falsas sobre las vacunas con respeto

Los expertos en salud pública han expresado durante mucho tiempo su alarma sobre los llamados antivacunas, personas que se oponen a las vacunas y hacen declaraciones falsas sobre la seguridad de las mismas.

Fauci dijo que hay un grupo incondicional de antivacunas “quienes, no importa lo que hagas, no van a cambiar de opinión”.

Pero también hay otro grupo de personas que están en contra de las vacunas porque, consideró Fauci, “han absorbido información errónea”. Fauci señaló que la gente no debería “denigrar, acusar o faltarle el respeto a las personas que no quieren vacunarse si quiere convencerlas de que cambien de opinión”.

“Si pudieran, de una manera [sin confrontación], darles la información correcta, podrían ganarlos”, subrayó Fauci.

Con información de Los Angeles Times

Haz un comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Most Popular

Cómo la AI ayuda en la crisis climática mundial

El poder aprender a partir de datos del pasado y poder llegar a conclusiones nos permite evolucionar mucho más rápido en muchos...

Bacalao a bràs

Esta receta de bacalao es una comida típica portuguesa, en concreto de Lisboa. Recibe el nombre por su inventor, Senhor Braz, residente del famoso...

Qué es el “Estado profundo”, el misterioso enemigo que el gabinete de Donald Trump cree enfrentar en Estados Unidos

En el léxico político de Estados Unidos hay un concepto misterioso que se ha puesto de moda bajo la incipiente presidencia de...

Un niño de 12 años crea un reactor nuclear en su habitación

Creo que he conseguido la fusión nuclear. Durante el pasado mes progresé enormemente. Ahora tengo resultados que creo que son dignos», escribió Jackson...

Recent Comments